Mi querida Irene de Clara Fuertes

Descargar Leer ahora

Clara es un libro magnífico escrito por .

Mi querida Irène es una novela que habla de la memoria de las mujeres.
Habla del amor.
Y cuenta lo más triste, el último adiós.
Es un viaje al pasado, a la Segunda Guerra Mundial, a Francia, al corazón de la escritora Irène Némirovsky.
Imagino una maleta orgullosa, de cuero cobrizo, algo avejentada por el tiempo, en una esquina cualquiera de una casa de campo. Una maleta que aún no sabe que va a deber esperar muda muchos años para desvelar su verdad.
Imagino los nervios, los meses envenenados en negro, la rutina de un hogar perturbado por la guerra. La cotidianeidad interrumpida a base de golpes sobre la puerta de la entrada: Uno, 2, 3, 4, imposible contar cuantos.
Imagino, la imagino.
A ella, a Irène Némirovsky.
Lleva el pelo desorganizado en un moño bajo mal hecho; sus manos están manchadas de tinta, su ropa asimismo. Entre los brazos sosten un bloc de notas escrito con letra minúscula que cuenta un relato muy grande.
La imagino nuevamente, un instante después, agotada, estrujada en un tren de ganado, desposeída de sus rizos, de su humanidad, de su autoría, de su obra, de todo cuanto era hasta ese momento.
Y ya antes, no mucho ya antes, en un pasado próximo, la imagino en la ciudad de París, recorriendo sus calles, con esa mirada juvenil y brillante, confiada, asimismo algo miope, una mirada que estaba por descubrir un planeta de letras enorme.
Un don.
Mi querida Irène, es a la noche y te escribo sentada al lado de la ventana.
Eres un final abierto. Un final sin eternidades. Un final ya escrito.
Recobrarte ha sido un regalo, ficción histórica, supervivencia, tal y como si la inocencia volviese a palpitar en el corazón de todos y cada uno de los hombres.
Afirman que se ha escrito mucho sobre la Segunda Guerra Mundial, sobre el Holocausto, la enorme desgracia judía, y digo: ¡jamás va a ser suficiente!
Sus historias son grandes. Hechos reales. No engañan con emociones falsas. Son biografías. Sabemos de qué forma terminan y, no obstante, las escuchamos tal y como si no lo supiésemos. Ahí reside su misterio y la magia.
Poner un , un nombre propio, Irène, y después sentir el . Sentir que estás en familia, en casa.
¡Feliz lectura!

Mi querida Irene | Clara Fuertes

¡Si sos amante de la lectura, no te lo pierdas!


Categorías: 2019 · Biografias y autobiografias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *